Hubo una vez un hombre llamado Gold Roger el rey de los piratas, poseedor de fama, poder y riquezas inimaginables; antes de morir en la horca estas fueron sus últimas palabras: 'Mi fortuna es de quien la quiera pero tendrá que encontrarla primero, dejé todo lo que poseo escondido en One Piece'. Entonces todos los piratas de todo el mundo zarparon hacia el océano de la Gran Línea en busca de ONE PIECE: ¡El tesoro que haría sus sueños realidad!

Publicada por

Esta frase le gusta a

y a 1 persona más
La frase ha podido ser editada después de que se haya enviado a moderación.

Comentarios

No hay mensajes