Nunca he tenido ningún sueño o ambición. No aspiro a ninguna carrera o profesión en el futuro. Desde luego, en mis catorce años de vida, las cosas ocurren como tienen que ocurrir y probablemente seguirán así. Es por eso que nunca me ha importado tener un accidente y morir.

Publicada por

Esta frase le gusta a

La frase ha podido ser editada después de que se haya enviado a moderación.

Comentarios

No hay mensajes