Cuando alguien odia a una persona tanto que no quiere reconocer su existencia, la mirada de esa persona al observar al otro se vuelve de una frialdad terrible.

Publicada por

Esta frase le gusta a

La frase ha podido ser editada después de que se haya enviado a moderación.

Comentarios

No hay mensajes