Todos mantienen algún tipo de fe dentro de sus corazones de lo que creen, ya sea un dios, la espada, algo muy parecido a ellos, pero los corazones de las personas son débiles, incluso en el mínimo suspiro de adversidad pueden perder la fe con facilidad.

Publicada por

Esta frase le gusta a

La frase ha podido ser editada después de que se haya enviado a moderación.

Comentarios

No hay mensajes